domingo, 19 de agosto de 2012

PÓKER DE ASHES, Vol. 2: The Cabin in the Woods (2011)

Y aquí vuelve, con su periodicidad aperiódica, PÓKER DE ASHES, la sección de críticas "serias". Hoy...

Película: The Cabin in the Woods (The Cabin in the Woods, 2011)
Director: Drew Goddard
Guión: Joss Whedon, Drew Goddard
Reparto: Kristen Connolly, Fran Kranz, Chris Hemsworth, Richard Jenkins
_____________________________________________________________

“Nos hicieron elegir. Nos hicieron escoger cómo morir.”

Si os hablo de una película de terror en la que un grupo de jóvenes decide pasar el fin de semana en una cabaña en medio del bosque donde, casualmente, no hay cobertura, sólo existe una carretera de acceso y al repostar, antes de llegar allí, el extraño dueño de la gasolinera les advierte de un peligro de muerte... todos me diréis "¡Tío bueno!", "Ésta ya la he visto" o "Vaya gilipollez, más de lo mismo".

Y tendríais razón. Con la pequeña diferencia de que tanto el director como su co-guionista lo saben, y recurren a todos los clichés del manual de películas de terror americanas desde los 70 hasta hoy para desmontar, literalmente, toda la maquinaria del horror.
_____________________________________________________________

Una película de terror en la que hacen aparición (o se refieren a ellos) hombres-lobo, momias, una familia de paletos torturadores zombies (importante no confundirlos con los zombies a secas; "Son cosas completamente diferentes"), las niñas de El Resplandor, el Reptilicus, un imitador de Pennywise (el payaso de It), el árbol violador de la saga Evil Dead, hombres espantapájaros, un sireno (no, no están tan buenos como ellas), los re-animados y unicornios asesinos, entre muchos, muchísimos otros, NO PUEDE SER UNA MALA PELÍCULA.

En todas las críticas que podáis encontrar veréis que se habla de metaficción, de deconstrucción del género de terror, de fusión en clave inteligente de comedia y terror y de la reproducción, para su posterior destrucción, de todos esos clichés de los que hablaba. Y como todo esto ya estará dicho y es mejor que, si sois fans del género, descubráis por vosotros mismos todas las piezas del puzzle, yo me voy a centrar en un análisis de los rasgos genéricos de la película, es decir: el terror y la comedia.

Y es que he hablado de la premisa aparente del filme, pero... ¿Y si todas y cada una de las películas de terror que se han realizado con esta premisa conformaran un todo universal destinado a la alimentación de unos seres más antiguos que la vida a los que nuestros gobiernos llevan ofrendando desde tiempos inmemoriales? Pues eso. Culo torcío.

¿Y si resultara que todas esas acciones súperinteligentes dudosas, como separar a todo el grupo mientras les acecha un peligro en vez de mantenerse unidos, o decidir que es bueno salir a dar un paseo a medianoche en un bosque desconocido y, ¿por qué no?, echar un casquete encima de un cementerio, hubieran sido predeterminadas o fomentadas por un órgano gubernamental de alto secreto? Sólo así podríamos explicar las acciones llevadas a cabo en las hoy clásicas pero desde siempre absurdas películas de Viernes 13, Halloween... La ramera, el atleta, el bufón, el erudito y la virgen. Los cinco estereotipos imprescindibles del terror americano contemporáneo y el orden en el que son sacrificados en dichas películas, siendo opcional la muerte de la última.

Con estos ingredientes se construye esta vez una película inteligente que sabe dosificar perfectamente los momentos de terror con los de comedia, sin que el espectador se sienta insultado en ningún momento por la actitud de personajes hostiables intrascendentes. Así, el terror lo pone la mentada familia de paletos torturadores zombies (así, tal cual), invocada a través de la lectura en el sótano de la cabaña (¡cliching!) de un diario con más de un siglo de antigüedad (¡cliching!) que contenía un texto de invocación en latín (¡cliching!). En el mismo sótano encontramos cientos de objetos diferentes que nos recuerdan de nuevo a innumerables películas, todos ellos potenciales "despertadores" de diferentes amenazas sobrenaturales, como se confirma en el tercer acto del filme.

La comedia, sin embargo, llega a través de los diálogos, marca de la casa Whedon, que en todo momento (excepto en los obligados clichés) gozan de una inteligencia inusual para el tipo de producciones de terror a las que parodian. Porque ni el joven deportista es imbécil, ni la rubia (teñida) es un putón sin cerebro, ni el fumeta es un secundario cómico inútil, ni el estudioso es un cardo, ni la "virgen" es, bueno, virgen ("Trabajamos con lo que tenemos"). Cliché + Desarticulación del mismo es la fórmula empleada para caracterizar a estos personajes, en su mayoría carismáticos, que, sin embargo, sí que tienen muertes acordes a los roles genéricos que interpretan.

Sin querer alargarme mucho más ni destripar más detalles de la trama, cuya mera originalidad y toda otra subtrama que he decidido obviar de la crítica, ya justifica el visionado y, como mínimo, el aprobado de una cinta que desborda inteligencia, frescura, y que supone la enésima vuelta de tuerca (¡cliching!) a un género ya bastante saturado y autoparódico, voluntaria o involuntariamente.

Bienvenidos sean futuros trabajos de la dupla Goddard/Whedon.

4 comentarios:

  1. Gran crítica para una de las películas más interesantes del año.

    Una visión tan socarrona como cómica de todos los clichés del cine de terror abordados con inteligencia, sorna y mala baba.

    Me ha encantado, me he reido (¡ese adicto a la marihuana siendo más inteligente que el resto de personajes, por fin!) de la leche, he contado cientos de referencias y me he enamorado de su autconsciencia cinematográfica.

    Chapeau por los señores Whedon y Goddard.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario aunque mi crítica no ha estado muy lucida. Cosa de que no quería desvelar demasiado, I guess, así que lo de "gran" lo comparto, pero por la extensión.

    Yo también me he reído mucho y hubo varios momentos de, como tú dices, "¡Por fin!". El drogado más listo, el cachas inteligente (bueno, es el dios del trueno, es lo que hay) y, bueno, que la virgen no lo era xD

    Lo de la pizarrita de apuestas es para enmarcar. Entró automáticamente en mi hall of fame de películas clásicas de terror, más que nada porque creo sinceramente que esta película se va a recordar tanto como la saga EVIL DEAD. O eso espero. O eso haré yo.

    Una vez más, gracias por honrarme con tu presencia =P

    ResponderEliminar
  3. Una película esta 'La Cabaña del Bosque' tan desprovista de encanto y gracia que ni sus escasos momentos de humor e 'intriga' me dejan un recuerdo agradable. Un revoltijo de ideas: los realitys, las viejas películas de amigos en el bosque, no sé, será cosa mía. ¿Qué fue de 'La matanza de Texas'? Esa sí que era de humor y miedos :) Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podía estar más en desacuerdo y, aunque odio emplear estas palabras porque siempre dan un toque gafapasta, "creo que no has entendido la película".

      Si encuentras en ella un "revoltijo de ideas" es porque la película es un meta-homenaje, un cajón de sastre en el que entran todos los topicazos posibles de las películas de terror, entre los que está el propio planteamiento de "grupo de jóvenes pasa un fin de semana en una cabaña en el bosque, sin cobertura, donde irán muriendo uno por uno".

      Y precisamente lo que hace la idea del "reality show" es ponerse en la piel del espectador de esas películas que se parodian/homenajean, proporcionar un ojo crítico a lo que en ellas pasa hasta el punto de que, en este caso, se pueda manipular el resultado.

      De hecho, la gran genialidad de este plantamiento consigue que, mediante esta película, se entienda por qué los personajes de esas películas ochenteras de terror, tipo "Viernes 13" (terriblemente mala, pero un clásico), eran tan estúpidos. "Oh, voy a tener sexo en el bosque dejando de buscar a mi amiga desaparecida y probablemente MUERTA ya."

      Donde tú ves decepción, yo veo genialidad. Pero no dejan de ser opiniones, tanto la tuya como la mía. Si no te gustó, no te gustó ;)

      Eliminar